Recibir nuestro boletín electrónico

¡Por la conquista de una segunda Independencia! PDF Imprimir Correo electrónico
PARAGUAY
Escrito por PT - Paraguay   
Miércoles 25 de Mayo de 2011 23:00
200 años de la gesta de Mayo

Desde el Partido de los Trabajadores (PT) saludamos a todo el pueblo trabajador con motivo de la conmemoración de los doscientos años del inicio de nuestra gloriosa revolución de independencia.

La primera República de Sudamérica protagonizó una de las revoluciones más radicales y profundas del continente. Fue en nuestro país donde el pueblo pobre, orientado por el Dr. Francia y los López, conquistó colosales transformaciones económicas además de su liberación política de España y los afanes centralistas de Buenos Aires, entonces sub-metrópoli de Inglaterra. Mediante confiscaciones y fuertes multas a los enemigos de la independencia (españoles, porteñistas y el clero católico), bajo el gobierno revolucionario del Dr. Francia se realizó una reforma agraria radical, que fue la base  para la posterior introducción de los más avanzados progresos técnicos durante el periodo dorado de los López.

Un insólito Paraguay se desarrollaba de forma completamente independiente a las inversiones y los empréstitos ingleses, que ahogaban al Plata y al imperio del Brasil. Este peligroso “mal ejemplo”, que no se ajustaba al modelo neo-colonial que imponía el monopolismo y la banca inglesa, fue el motivo del genocidio que representó la Guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay ante la resistencia heroica que emprendió nuestro pueblo en defensa de las conquistas de su revolución.

Seria extenso, y no es el motivo de estas líneas, reseñar con el vuelo que se merece esta historia tan sublime como trágica.  Sobra decir que nuestro pasado como pueblo nos llena de orgullo y es un aliciente para nuestras luchas actuales.

Por ello sostenemos que la conmemoración del Bicentenario de la revolución de Mayo debe ser, ante todo, un llamado a la lucha por nuestra Segunda y Definitiva Independencia. Debe ser un llamado a recuperar la independencia perdida en las garras de la nefasta Triple Alianza.

Los festejos de hoy

Mucho se habla del “bicentenario” pero poco de independencia y nada de revolución. Las fanfarrias y costosos eventos oficiales actuales, y que nuestro pueblo mira con expectativa, se hallan vacíos de contenido político e histórico crítico, y tienen la intención de esconder o deformar este pasado y esta historia. No es casual. Para las clases dominantes, semejante historia de lucha, dignidad y heroísmo es mejor que no se conozca; o transmitirla mutilada, deformada.

Cuando recordamos los doscientos años de la gesta de aquel mayo, es preciso  reflexionar sobre el hoy a la luz del ayer: ¿El Paraguay es verdaderamente un país independiente y soberano? ¿Los recursos naturales y todas nuestras riquezas, como las tierras, industrias o recursos financieros, están al servicio del desarrollo del Paraguay?

Sostenemos que, la realidad del Paraguay, desde 1870 en adelante, no es la de un país independiente. Desde aquella fatídica matanza nuestro país ocupa el lugar que el imperialismo y las sub-metrópolis regionales les interesa que ocupe: el de productor de materias primas y consumidor de productos manufacturados de los países ricos.

En estos 140 años, se ha dado un proceso ininterrumpido de perdida de nuestra soberanía territorial, política, económica –alimentaria y energética- y militar. Pero esta no es sólo una realidad solamente nacional. Esto tiene que ver con un proceso de recolonización impulsado por el imperialismo a nivel continental, que pretende someter a nuestros países como lo hacían las monarquías europeas durante la colonia. El afán es poseer un dominio directo en lo económico, político y militar.

Para aplicar esta política de recolonización, las potencias imperialistas cuentan con unos aliados harto eficientes: los gobiernos y parlamentos latinoamericanos, que obran como meros administradores coloniales. En nuestro país, durante décadas recientes, fueron los colorados los agentes y socios menores del imperialismo, fundamentalmente norteamericano. Después del 15 de agosto del 2008, se sumó a esta tarea el gobierno “del cambio”, encabezado por Fernando Lugo y el PLRA.

Agronegocio, privatizaciones, deuda externa...

El modelo de desarrollo antinacional y antipopular sigue y se potencia aún con el gobierno actual. Este modelo, basado en el latifundio, produce soja y carne para la exportación. Las ganancias se las embolsan un puñado de empresas multinacionales y unas cuantas familias. Para el pueblo trabajador restan el hambre, el despojo de nuestras tierras y la destrucción de nuestro medio ambiente.

¿Se puede hablar de un país independiente y soberano cuando sus mejores tierras no producen lo que el pueblo precisa para garantizar tan siquiera su alimentación? ¿Somos independientes cuando el qué, el cómo y el cuánto producir lo determinan los dueños y gerentes de empresas extranjeras? ¿O cuando a causa de este modelo económico neo-colonial, el 19,4% del territorio esté bajo control directo o indirecto de empresas o propietarios extranjeros, fundamentalmente brasileños? ¿Dónde está la independencia cuando en Alto Paraná y Caaguazú más del 63% de las propiedades de más de mil hectáreas tienen dueños extranjeros?

Considerando los aspectos que hacen a nuestros demás recursos naturales y energéticos: aún reconociendo el avance en cuanto un mejor pago por la energía por parte de Brasil ¿Existe soberanía en la posición del gobierno de abandonar la bandera histórica de la renegociación del leonino Tratado de Itaipu? ¿Es soberano el Paraguay cuando, en materia de concesiones mineras y petroleras? ¿Existe soberanía cuando 1.250.000 hectáreas (Marcos Glauser) están entregadas a corporaciones foráneas? O en el caso de la poderosa empresa de aluminio anglo-australiana Río Tinto Alcan ¿Constituye una política soberana la apertura manifiesta del gobierno a que se instale un enclave industrial cuyas operaciones tendrían un impacto ambiental altamente negativo y que exige la aprobación de una Ley de explotación especial a su medida? Sobre el patrimonio y los bienes del Estado ¿Se puede hablar de un país soberano cuando este gobierno impulsa las privatizaciones de los aeropuertos, de los ríos y de las rutas?

Y si hablamos de deuda externa ¿Somos independientes cuando el gobierno paga unos 417 millones de dólares por año, más de un millón al día, en concepto de deuda externa e interna? ¿O cuando, por mandato del FMI, se tienen unas reservas internacionales de más de 4.300 millones de dólares que no se pueden tocar porque representan una garantía a los banqueros extranjeros? Para las escuelas, hospitales, las viviendas populares, los caminos, la electrificación nunca hay plata, sin embargo, a los finos caballeros del FMI o el Banco Mundial se les paga por adelantado.

Por la Segunda Independencia

Es momento de decir basta a tanto robo, a tanto saqueo de nuestros recursos, de nuestras riquezas. Sonó la hora de luchar por nuestra Segunda y Definitiva Independencia y gobernar nosotros mismos nuestros destinos.

Como lo hicimos hace doscientos años, es necesaria una revolución para emanciparnos. Esta lucha de liberación nacional de toda dominación imperialista no podrá concretarse sin una liberación social dentro de nuestras fronteras y a nivel internacional, es decir, sin una Revolución Socialista que instaure una economía al servicio del bienestar y calidad de vida de las grandes mayorías. Esta lucha es una lucha internacional, es una lucha continental, como fue el proceso de la primera independencia.

Por otra parte, las tareas de liberación nacional y social ya no estarán en manos de sectores burgueses de ningún tipo, sean estos “democráticos” o “reaccionarios”, sino de las clases explotadas y oprimidas.

Sólo las masas obreras, campesinas, las mujeres y hombres del pueblo trabajador podrán liberar al país del imperialismo en el mismo proceso en que nos libraremos de la explotación de la burguesía nacional, y sus gobiernos, cómplices de las empresas y bancas multinacionales.

rssfeed
Email Drucken Favoriten Twitter Facebook Myspace Digg Technorati blogger googleWebSzenario
 


Más artículos: ...