Recibir nuestro boletín electrónico

El gobierno quiere liquidar Avtovaz PDF Imprimir Correo electrónico
RUSIA
Escrito por H. OLGINSKIY   
Viernes 20 de Noviembre de 2009 00:00

En el marco de la estrategia de la nueva ola privatizadora y de la expansión de la influencia del capital extranjero en el pais, el gobierno dicho "patriotico" de Putin-Medvedev dió finalmente su respuesta al problema de Avtovaz: venderla a las multinacionales. El gobierno, repetindo el discurso embriagado de comienzos de los noventa, quiere convencernos de que el capital privado, especialmente el extranjero, resuelverá nuestros problemas y en especial el problema de Avtovaz. En Togliatti, el ministro Shuvalov prometio que no habrian despidos y presentó alegres perspectivas en relación al crecimiento de la dependencia de la fabrica de Avtovaz con respecto a la francesa Renault.

 

Sin embargo todo esto no son mas que mentira e ilusiones. El objetivo del capital extranjero no es preocuparse por las necesidades de los trabajadores, sino sacar tajadas de beneficios de la empresa y del país. La crisis de Avtovaz es una parte mas de la crisis mundial de sobreproducción de mercancías no consumidas. Las multinacionales no tienen a quien vender sus automoviles, y " Renaut " (como otras automotrices) trata de insertarse en el mercado ruso. A depender del capital extranjero Avtovaz tiene solo dos perspectivas: A) La destrucción de la fabrica encuanto competencia a las multinacionales del automovil. B) Reduccion de la producción y dedicarse al ensamblaje de automoviles extranjeros. Asi esto lleva a la reducción masiva de trabajadores en Avtovaz y a la reducción de los suministros de la misma.

 

Los patrones no ven ninguna utilidad en la Avtovaz actual. Es por eso que la están derrumbando. Incluso la supuesta organización de la producción de autocomponentes controlada por las multinacionales extranjeras no resuelve el problema: En primer lugar no compensa para nada los despidos, en segundo lugar significaría el cierre de fábricas en Europa y el despido de trabajadores europeos. Además, esto es un camino que lleva al pais a depender de las multinacionales occidentales, a tornarse una colonia con mano de obra barata para los capitalistas internacionales. Las compañias internacionales sacarán beneficios de Rusia, cargando al país de miseria, esta senda ya fue atravezada por otros paises economicamente dependientes de America Latina, Africa y Asia.

 

En el contexto del mundo capitalista, Avtovaz no puede competir con las automotrices lideres a nivel mundial. Tampoco con el apoyo monetario del estado a sus patrones se garantiza la solución. En primer lugar, esto es una transacción del dinero de nuestro presupuesto al bolsillo de los capitalistas. Y en segundo lugar, tampoco esto salvaría a Avtovaz, ya que las inyecciones monetarias del gobierno ruso son incomparablemente menores que el apoyo monetario de los gobiernos de los paises imperialistas a sus propias multinacionales: 800 millones de dolares fueron desembolsados por el gobierno ruso a la Avtovaz. Esta suma es rídicula en comparación con la ayuda financiera que reciben las automotrices norteamericanas de su propio gobierno, de mas de 800.000 millones de dólares.

 

En esta "lucha por la supervivencia" a Avtovaz le aguarda la muerte. Los esquemas propuestos por el gobierno no resuelven el problema. El objetivo de las tranquilizantes palabras del ministro Shuvalov es solamente anestesiar a los trabajadores y al pueblo de Togliatti para que ellos no luchen. Mientras tanto, los planes de la reducción gradual de 30000 obreros son reales y confirmados por otros funcionarios gubernamentales. En el Foro de Economía de San Petersburgo el mismo representante de la fabrica "AvtoVAz" habló acerca de la posibilidad del traslado de los trabajadores de Avtovaz hacia otras regiones del país.

 

La única posibilidad de salvar a la fábrica es la nacionalización

 

Y no la seudonacionalización en forma de empresas estatales actuales o la sociedad de acciones con el capital estatal. Dichas empresas estatales trabajan por beneficios, como comunes y corrientes compañías privadas. Por lo tanto aplicarán exactamente los mismos métodos: reducir la producción y despedir trabajadores. Es necesario sacar la fábrica de la lógica viciosa y mercantil. Es necesaria una verdadera nacionalización, para que el estado tome la fábrica por completo en sus manos, y en lugar de trabajar para el beneficio de la patronal, que el estado crie un plan de inversiones, puestos de trabajo y producción inmediata para el pueblo de automoviles baratos, medios de transporte colectivos, etc. No hay otra salida para los trabajadores.

 

El gobierno de Putin-Medvedev logicamente no concreta estas medidas, sino lleva a cabo la política opuesta. Porque ellos no gobiernan para los trabajadores, sino para los capitalistas y banqueros rusos y occidentales; Este gobierno no se preocupa por la gente, sino por los beneficios de los propietarios. Detener el curso de la destrucción de la fábrica y hacer retrodecer al gobierno en sus planes, solo pueden hacerlo los trabajadores. La potencial fuerza de los trabajadores es enorme. Las "tranquilizantes" palabras Shuvalov son una clara señal de miedo del gobierno frente a la posibilidad de los trabajadores de dar respuesta. Y la respuesta es extremadamente necesaria. La liquidación de Avtovaz involucra a alrededor de un millon de personas. Por eso hoy es necesario organizar una amplia campaña en contra del derrubbe de la fábrica. Los trabajadores y las organizaciones de izquierda, sindicatos, (en primera fila los sindicatos independientes "Unidad" en Avtovaz y el Sindicato de Trabajadores Automotrices MPRA) deben juntar sus fuerzas en una campaña unificada por la nacionalización.

 

¡Ni un solo despido!

No a la reducción de salarios.

No a la entrega de Avtovaz a las multinacionales extranjeras

Por la Nacionalización de AVTOVAZ

 

 

LOS CORTES DE PERSONAL "JUSTOS" NO EXISTEN

 

Cuando se habla acerca de la reducción de trabajadores de la Avtovaz, frecuentemente se puede oir que esto no es tan malo, porque pues se reduce a los jubilados, los cuales hace tiempo les llego el momento de retirarse; o que reducen al personal administrativo, a los ingenieros y a los trabajadores calificados. Es posible escuchar estas opiniones incluso entre los mismos trabajadores de la fábrica.

 

Ya es lugar comun culpar a los trabajadores jubilados por los problemas de AvtoVaz. En realidad aquello que reproducen los medios masivos de comunicación: "no es malo" y "hace mucho que es tiempo de retirarse" es una mentira y una trampa. En primer lugar los jubilados trabajan aun en la fábrica porque el gobierno no puede garantizarles una buena jubilación.

 

El jubilado al haber dedicado toda su vida a la fábrica no quiere sobrevivir con un sueldo estatal de 3000 a 4000 rublos al mes, por ellos se ve obligado a trabajar, pues es el mismo estado, el cual al pagar centavos a los jubilados, obliga a los mismos a trabajar, y esto es culpa exclusiva del gobierno.

 

En segundo lugar, haciendo cortes entre los jubilados, los patrones no solamente reducen personal, sino puestos de trabajos, los cuales no pasaran a manos de nuevas generaciones de jóvenes obreros. Por eso los cortes de jubilados deben ser compreendidos como solamente cortes de personal y de puestos de trabajo.

 

En tercer lugar, hoy mismo el despido de jubilados es un preludio al despido masivo general. Cayendo en la trampa del "justa corte de los jubilados" los trabajadores comunes preparan su propio despido.

 

Así mismo los trabajadores no pueden caer en la trampa de "reducción del personal calificado". A pesar de que estos poseen en la fábrica privilegios, son de composición de clase media y frecuentemente leales por completo a la administración, sus despidos son claras señales de la destrucción de la compañía. Sin el personal calificado la fábrica no puede funcionar, y por ende detrás de sus despidos vendrán otros. Además el personal calificado chocando con la amenaza de los despidos podrían abandonar finalmente la lealtad a los patrones y gerentes, y de esta manera involucrarse ellos mismos en la lucha contra los despidos. Esto es muy importante para la lucha de los trabajadores por los puestos de trabajo.

 

Generalmente se acepta el argumento de los despidos justificados. Esto es también una trampa. La única justificación de despidos es la expulsión de trabajadores a la calle. Si los trabajadores no representan un beneficio, se los puede desechar. Es injustificable la posibilidad de dejar a los trabajadores sin medios de subsistencias para si mismos y para sus familias.

Los obreros deben rechazar los despidos, sean "justos", "fundamentados" y cualquier tipo de reducción de personal.

 

Si los trabajadores de AvtoVaz no pueden ponerle un freno a los despidos, entonces una triste desgracia le espera a todos. Pues Avtovaz no le sirve a los patrones, y el gobierno a espalda del pueblo ha aceptado el plan para su liquidación. Incluso los "suertudos" trabajadores que se quedarán serán sobrecargados de trabajo a causa de la ausencia de sus ex compañeros, lo cual significa aceptar trabajar mas por menos dinero.

 

Para evitar la posibilidad de quedarse sin medios de subsistencia, los trabajadores deben unirse en la lucha contra cualquier despido. Que no toquen a ningun grupo de trabajo. Y para ello hay que exigirle a la dirección de los sindicatos insistentemente tomar esta lucha: Ninguna reducción de puestos de trabajo!

 

MOVILIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES DE AVTOVAZ

 

  El pasado 17 de octubre en Togliatti la movilización de los habitantes y trabajadores de Avtovaz demostró toda una serie de tareas, las cuales están hoy presentes ante el desarrollo del movimiento contra la destrucción de la fábrica. La manifestacion mostro fuerza. El número de los participantes llego a 4000. Una cifra considerable para Tolyatti, ciudad de 700 mil habitantes. La misma fue viva y combativa. Todo el tiempo tronó la exigencia de nacionalización de Avtovaz, la única medida posible para salvar la fábrica. Justamente Shuvalov, temiendo a la movilización, se vió obligado a declarar que hasta fin de año no habrán despidos. Esto resultó ser una presión para los organizadores de la manifestación (El sindicato "Unidad") para que ellos cancelaran la convocatoria. Sin embargo la misma se llevo a cabo. Por esa razón se puede interpretar esto como un logro.

 

Pero la manifestación reveló también una serie de contradicciones. Por un lado 4000 personas es una cantidad importante. Pero por otro lado, esto no es mas que el 4% del número total de trabajadores de Avtovaz, los cuales se encuentra bajo la amenaza de ser despedidos. Además, dicha cantidad no superó a la de la manifestación del 6 de agosto.

 

Hay un hecho: por ahora el movimiento involucra solamente a la vanguardia de los trabajadores y habitantes. Por eso hoy el gran objetivo es atraer hacia la lucha a amplias masas, sin las cuales no se puede defender la fábrica. Aquí es necesario un trabajo paciente y orientado hacia el objetivo sin aventurismos. Para llevarlo a cabo (como primera tarea) es urgente la creación de una organización en base a la vanguardia, la cual ya esté lista para combatir y suficientemente numerosa para comenzar esta seria tarea. Es necesario comenzar a construir una organización de trabajadores y habitantes de Togliatti con la disposición de no permitir los despidos y que se pronuncie por la nacionalización de la fábrica como único camino de su salvación.

"Balde de bulones"

 

 

Exactamente asi llaman a la fábrica aquellos que quieren despedir a los trabajadores y cerrarla. Pues, "que se deshagan de esto y asi vamos a viajar en buenos coches occidentales de marca ". Muchos trabajadores aceptan esta propaganda. Realmente se siente que los autos rusos no son gran cosa. Sin embargo, las ilusiones del paraíso de la importación de automoviles es imposible.

 

En realidad nosotros ya hemos pasado por esto. Bajo el slogan "vamos a mascar un buen chiclet", el país en los años 90 estuvo abierto a los capitales extranjeros. Pero el chiclet en la URSS realmente también no era gran cosa y habia en poca cantidad. En principio no hay nada de malo en desear mascar un buen chiclet. Pero el problema aparece en que liberar el país a los capitales occidentales, incluso si esto trae bueno chiclet, trae muchos problemas. Y así resultó. Como resultado de la apertura económica del país, el capital extranjero se comió al mercado ruso. El flujo de mercancías extranjeras destruyó la industria rusa. En primera fila las ramas mas avanzadas. Quedaron en pie fundamentalmente el petróleo, gas, otros recursos y la metalurgia.... en manos de los oligarcas. El país que fue antes una gran potencia industrial, se convirtió en un exportador de materias primas, en un fuerte proceso de primitivización de su economía. Como se dice "no pasa nada, que bien que mascamos!"

 

 El trasfondo de esto es que Avtovaz (y otras industrias como la producción de vagones) a causa de la protección estatal, sobrevivió al torbellino de la restauración capitalista y del flujo de capital extranjero, sendo uno de los pocos complexos industriales que quedaron en pie. Pero hoy le llego la hora. Y de nuevo nos prometen un exquisito caramelo. Y en el presente aceptar este exquisito caramelo significa importar automóviles. Esencialmente, no cambia nada. Por supuesto, desear viajar en buenos automóviles, como mascar un buen chiclet, en principio no es nada malo. Pero como a comienzos de los 90s, la expansión del capital extranjero solamente trajo problemas. El plan del gobierno por la venta/destrucción de Avtovaz trara aun mas debilidad económica al país (no quedará en pie ni siquiera lo que hasta ahora quedaba), aumentara el desempleo, profundizara el rol de Rusia como el provedor de materias primas para los países occidentales y aumentara la dependencia de la economía del país de las compañías extranjeras, las cuales solamente arrancan beneficios de Rusia. No tiene sentido caer en la trampa por segunda vez.

 

¿ES POSIBLE HACER UN BUEN AUTOMÓVIL RUSO?

 

 Nosotros creemos que a esta pregunta podemos responder con un SI. Por lo menos es posible en esencia mejorar la calidad de los automóviles. Antes que nada, hay que nacionalizar por completo AvtoVaz y sus suministros para que esta fábrica no funcione en base a beneficios, sino en base al mantenimiento y necesidades de la sociedad en la producción, y en condiciones de completa transparencia de su actividad, (en otras palabras, que el pueblo controle la fábrica)

 

El caso es que directamte en la misma Avtovaz se usa un montón de "porquerías", con detalles de mala calidad, las cuales se fabrican en talleres clandestinos de Togliatti y sus alrededores con materiales y maquinaria robadas... de la misma avtovaz!!!

 

El control de calidad de la "producción" no existe. Y de estas porquerías se enriquecen las colosales mafias de las autopiezas. Hacer transparente el circuito de los suministros y proovedores solucionará un gran problema. Esto será un paso adelante. la nacionalización no solo mejorará la calidad, sino también reducirá los precios de los vehículos. Ahora la patronal de Avtovaz usa la reciente elevacion de impuestos para importación de autos extranjeros para formar su proprio monopolio del mercado interior de Rusia y aumentar aun mas los precios de los coches de Avtovaz. La nacionalización evitará esta situación. Además en el precio de los automóviles no estarían incluida las ganancias para los patrones y administradores ni colosales sueldos para ellos.

 

Después de la nacionalización de Avtovaz hay que elaborar un plan estatal de inversiones y modernización. El gobierno posee fondos para ello, recientemente dio trillones de rublos a los banqueros en crise. Si el gobierno ya destinó 25 mil millones de rublos a Avtovaz, mas 20 mil millones para la compra de automóviles para los funcionarios del estado, significa que dinero hay. En total esto nos da 1,5 mil millones de dólares. Y si a esto tambiém le agregamos el dinero que el gobierno continúa destinando para la compra de titulos de tesoro americano para salvar a los EUA de su crise, y aun 200 mil millones de dolares al Fondo de Estabilización, obtenemos como conclusión que el dinero es mas que suficiente. Mientras Avtovaz se quede en manos privadas y se halle encadenada al circuito capitalísta, los fondos destinados a Avtovaz en manos de los patrones se irán a la paga de las deudas y al desmantelamiento de la producción.

 

Las medidas destacadas, por supuesto, no lo solucionan todo, pero sin embargo son posibles y realizable. La cuestión aquí es que para la creación de buenos automóviles hay que luchar contra los intereses de la patronal de la misma Avtovaz, sus accionistas, los prestamistas de créditos, los bancos, las multinacionales extranjeras y el gobierno ruso.


rssfeed
Email Drucken Favoriten Twitter Facebook Myspace Digg Technorati blogger googleWebSzenario
 


Más artículos: ...