Recibir nuestro boletín electrónico

Los nuevos ricos del Uruguay - Parte 2 PDF Imprimir Correo electrónico
URUGUAY
Escrito por Izquierda Socialista de los Trabajadores   
Jueves 03 de Marzo de 2011 02:19
La extranjerización de la tierra

En Uruguay –de acuerdo con la entrevista a Raúl Jacob- hay más de 80 familias dueñas de grandes extensiones, con apellidos muy conocidos, como Bordaberry, Gallinal, De Brum, Heber, Manini Ríos, Martínez de Haedo, Stirling, Frick, De Posadas, Lussich y Risso…”

¿Qué ha ocurrido con esos y otros grandes propietarios en los últimos veinte años?

Jacob explica que… “Hubo un momento que la mitad de las tierras uruguayas eran alquiladas y ahí hay que hacer una distinción entre quienes trabajan la tierra y quienes son sus propietarios. El negocio de la soja busca tierras para alquilar, lo que puede haber ahí es la liquidación de la empresa agropecuaria pero no pérdida de la propiedad. Hay que tener en cuenta que cada medio siglo, aproximadamente, en Uruguay, un porcentaje importante de tierras cambiaba de manos…”

“Uno lo ve a partir del sistema político; hay una mitad que cambió y la otra mitad siguen siendo de los mismos. Dos de los candidatos presidenciales, Lacalle y Bordaberry, pertenecen a la clase tradicional vinculada al agro, más allá de que ellos sean abogados”. (5)

¿A quién pertenece la otra mitad de las tierras uruguayas?

El inversor norteamericano George Soros es uno de los principales compradores de tierras en Uruguay, mediante una compañía que opera desde la Argentina. Así se asegura en un reportaje sobre el valor de la tierra en Uruguay publicado por la agencia Bloomberg. En una extensa publicación que incluso fue destacada por su canal de televisión, la agencia señala que una tercera parte de los campos en Uruguay pueden ya ser propiedad de extranjeros, de acuerdo con datos de la Asociación Rural del Uruguay.

Entre los principales inversores figuran la empresa de cría de vacas lecheras PGG Wrightson Ltd de Nueva Zelanda y Adecoagro, una empresa que opera desde Buenos Aires y que tiene el respaldo del millonario inversor George Soros. La agencia consultó a Roberto Vázquez Platero, ex ministro de Ganadería, quien indicó que los inversores se sienten atraídos por Uruguay por su tierra relativamente barata, las políticas que alienten la inversión extranjera, y la no existencia de aranceles sobre las exportaciones agrícolas.

Esto llevó a que el precio de la tierra se ha más que duplicado en tres años. Una hectárea de campo cerca de la frontera con Argentina cuesta US$ 7.000 cuando en 2005 valía US$ 3.000, dijo Michael Thomas, gerente general de los sistemas agrícolas NZ Ltd Uruguay, que es propiedad de Wrightson, la mayor empresa de servicios agrícolas de Nueva Zelanda. En Argentina, una hectárea de campo puede valer US$ 10.700. Estos valores son más altos que los de una hectárea en Iowa (EEUU), cuyo precio llega a US$ 9.657.

Por otra parte, el informe indica que el gran atractivo para los inversores argentinos, es que no existen impuestos a la exportación, como son las retenciones en el vecino país. En Argentina, el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, dice que la producción de ganado caerá en su país y "es sólo una cuestión de tiempo antes de que Uruguay supere a la Argentina como exportador de carne vacuna". Argentina fue el año pasado el quinto exportador mundial de carne y Uruguay se ubicó en octava posición, según el Departamento de Agricultura de EEUU. (6)

Pedro Arbeletche, docente del Dpto. de Ciencias Sociales de la Fac. de Agronomía de la UDELAR, señaló: “Claramente, la llegada de productores extranjeros está profundizando la concentración de la producción. En la zafra 2007/08, seis empresas –la mayoría extranjeras o relacionadas a capitales extranjeros- plantan aproximadamente un 25% del área agrícola”.

La concentración de la tierra no es el único problema. Según lo explica Arbeletche: “estos nuevos productores utilizan sistemas de agricultura continua, a diferencia de los tradicionales de rotación de agricultura y pasturas que preservan mejor el recurso natural”. Esto implica serios riesgos, ya que “si el sistema es de monocultivo de soja, resulta en erosión y degradación del recurso suelo”.
______________________________________________________________________
En la última década, la superficie cultivada con soja en Uruguay aumentó casi 50 veces, pasando de 12.000hectáreas, en la zafra 2000/2001 a 577.800 hectáreas en 2008/2009, sobre todo debido a inversiones de productores argentinos.

¿Quién representa a este nuevo sector extranjero y exportador?

No tenemos ninguna duda de la vinculación directa entre los líderes y otros dirigentes de los partidos Blanco y Colorado con las históricas familias de grandes terratenientes y de grandes exportadores de nuestro país. Ellos manejan, aún hoy, una porción importante de los resortes económicos del país.

Pero el estudio que queremos comenzar a analizar es quién o quiénes representan a ese nuevo sector extranjero, que ha comprado y continua comprando, una parte muy importante de las tierras e industrias nacionales; ese sector que se está enriqueciendo rápidamente y que está comenzando a manejar los más importantes resortes económicos del Uruguay.

En una entrevista dada al diario “El Observador”, el actual vicepresidente Danilo Astori, da algunas respuestas sobre el tema: allí explica las facilidades que el gobierno del Frente Amplio está ofreciendo a los empresarios extranjeros para su instalación en el país y lo beneficioso que a éstos les resulta.

Astori señala que: “El nuevo sistema de incentivos que se puso en práctica a la luz de la nueva ley de inversiones, a partir del 2008, modificando y enriqueciendo las renuncias fiscales, las exoneraciones impositivas que Uruguay ofrece, en la medida que estén alineados a aspectos que al país le interese promover (…) Hay todo un sistema de puntajes que permite llegar al 100% de la exoneración de impuestos a la renta empresarial (…)”

“Uruguay nunca había tenido un sistema de incentivos para inversión tan potente como el actual. Si a ello se agregan otras ventajas, como la admisión temporaria (que es la posibilidad de importar sin impuestos mercaderías que luego se utilizan como materias primas de bienes exportados), el régimen de aeropuerto libre y de puerto libre que es fundamental para tránsito… se completa un conjunto de incentivos muy importantes”.

En marzo del 2010, a comienzos de su mandato, el presidente Mujica hizo un pedido a los inversores privados llamándolos a invertir en el país; a cambio se les ofrecían estas medidas tan beneficiosas para las multinacionales. Otra planta de Celulosa acaba de desembarcar y varias empresas extranjeras ponen la mirada sobre nuestro país. (7)

_____________________________________
Este artículo es continuación del "
Los nuevos ricos del Uruguay – Parte 1"

rssfeed
Email Drucken Favoriten Twitter Facebook Myspace Digg Technorati blogger googleWebSzenario
 


Más artículos: ...